¡El Señor lo sabe! Y aún así…

El Señor sabe que somos vasijas agrietadas, rotas… y que la mayor parte de su gracia se nos derrama por el camino. Pero aún así, quiere seguir contando con nosotros.

http://argeliodominguez.es/

Anuncios

¡Entre justificaciones y excusas vamos tirando!

En un mundo que busca el éxito fácil y visible, o la mayoría electoral solo para imponerse o imponer sus ideas, o la dádiva como estrategia… no tiene cabida la pasión por un ideal sino la ganancia y hasta la usura. En un mundo de titulares llamativos, de portadas impactantes, de méritos y medallas, de postureo y de fachada, de galardones y vitrinas, de diplomas y reconocimientos… no hay sitio para Dios. Y mientras tanto no haya sitio para Dios, el diablo y la debilidad humana hundiéndonos en un mundo de individualismo, de división y revanchismo, al que siempre encontramos justificación.

¿Donde se nos ha quedado el vivir por un ideal, el luchar por una causa, el vivir de acuerdo a la fe del Bautismo y, donde ha quedado nuestra fidelidad a unas costumbres cristianas que con tanto decoro vivieron nuestros antepasados y por las que tantos sacrificios hicieron?.Lo dicho, los espectadores sacando rédito, mientras la sociedad se va deshaciendo en pedazos, eso sí, sin que se les note mucho.

http://argeliodominguez.es/

El cristianismo es una religión frágil y ¡el diablo lo sabe!

Estoy convencido que el cristianismo es una religión frágil, mucho más frágil que las demás. Y que el diablo lo sabe. Por eso, tengamos mucho más miedo a nuestra rutina que a que nos persigan o a que nos prohíban las cosas. Y temamos más a nuestra estupidez interior (ñoñerías, boberías, fingimientos, apariencias…) mucho más que a la burla de la que podamos ser objeto.

http://argeliodominguez.es/

¿Piensas acaso que contigo será diferente?

¿No sabías que el vidrio más fino necesita de arena para lograr ser esa obra de arte que adorna las más lujosas vitrinas?. Y ¿no sabías que para que la campana tenga el tañido noble que la hace sonora le hace falta también, inevitablemente, de la vulgar arena?. Pues entrégale toda tu arena, todo tu barro y Él lo convertirá en historia de salvación.

http://argeliodominguez.es/

¡Cómo abriga Dios!

Si tienes conciencia de pecado, eso ya es una bendición, pues con ello estás manifestando sensibilidad.

Dejemos que Dios nos recree por dentro con su mirada creativa, abrigadora, rehabilitadora.

Dios es siempre creador, trae consigo la gracia, ¡por sí mismo!. Y es de agradecer. Él siempre trae buenas noticias.

Creo en Dios y en la palabra. No hay forma humana mejor de comunicarse.

http://argeliodominguez.es/